miércoles, 16 de mayo de 2012

Una mujer pierde las manos tras años de complicaciones por una infiltración en sus glúteos

 April Brown, una mujer que pensó que podría infiltrar silicona en sus glúteos para hacerlos más grandes sin tener ninguna complicación.


Pero como en otros muchos casos, no fue así. April Brown sufrió dolores e infección durante 5 años y finalmente llegó a perder las manos.

El procedimiento se llevó a cabo por un falso médico en Los Ángeles. Este intruso le infiltró silicona industrial en las nalgas. April Brown era diseñadora de moda y esteticista. 

April Brown contó a la cadena NBC: "Tengo el implante en el culo desde hace ocho años","Durante cinco años, viví en dolor. Un dolor insoportable. " Ella pensó que le inyectaban silicona de grado médico pero en realidad lo que le inyectaron fue silicona industrial. Aunque desde La Revista de Cirugía Estética debemos aclarar que la silicona (médica o industrial) no está autorizadas para infiltrarse en los glúteos. La silicona solo debe utilizarse en forma de implantes.

April Brown  que es madre de dos hijos contrajo una infección bacteriana mientras estaba siendo tratada en el hospital de las complicaciones asociadas a la infiltración de silicona.

April Brown quiere contar su historia para impedir que otras mujeres corran su misma suerte. La obsesión por aumentar el tamaño de las nalgas es más común entre la comunidad negra de los Estados Unidos o entre las mujeres latinas.

Páginas vistas en total